martes, 14 de noviembre de 2017

Visita guìada nocturna por el cementerio de Poblenou



El Cementerio de Poblenou se inauguró en el año 1775, fue el primer cementerio de la ciudad que fue construido fuera del perímetro amurallado de la ciudad de Barcelona, se construyó una necrópolis alejada de la ciudad, en una zona despoblada de uso agrícola. En el año 1813, el recinto funerario fue destruido por las tropas napoleónicas. En 1819, el arquitecto italiano Antoni Ginesi se encargó de reconstruirlo y proyectó un recinto de estilo neoclásico.



Ginesi pensó en un cementerio igualitario (pues el óbito nos iguala a todos a pesar de nuestra condición económica o clase) con uniformidad de nichos e igualdad de lápidas. Pero los burgueses catalanes, querían ostentar su poder hasta después de muertos, creando grandes panteones y obras de arte para sus sepulturas. A mediados de siglo XIX, los escultores más conocidos de la época dejaron su huella, por encargo de la burguesía catalana, construyendo impresionantes panteones y reconocidas esculturas consideradas como ejemplos relevantes del arte funerario.



Para concebir por qué un cementerio también puede ser un espacio para contener y mostrar muchas obras de arte, sólo hay que acercarse al cementiri de Poblenou.


Los cementerios son un lugar importante donde encontrar grabado en piedra mucha de nuestra memoria histórica, además de formar parte de nuestro patrimonio, el turismo del recuerdo ofrece en Barcelona la posibilidad de realizar visitas guiadas a los cementerios de Les Corts, Montjuïc y Poblenou, combinando en todos estos recintos una ruta histórico-artística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario