miércoles, 23 de agosto de 2017

CEMENTERIO de HORTA (BARCELONA).

Cementerio de Horta (Barcelona). Año 2015

La parroquia de Sant Joan d'Horta consta que se consagró el 12 de junio de 1260 y tomó posesión como primer rector mossèn Guillem de Freixes. De la primitiva iglesia (siglo XII) se conservaba el campanario de planta cuadrada, rematado por almenas, como una torre de defensa. En Horta, que no se anexionó a Barcelona hasta 1904, se fundó una de las primeras colonias de veraneo de Barcelona y fue creciendo debido a que la gente huía de la ciudad en busca de territorios más saludables.

 












El 15 de agosto de 1912, se inaugura el “Lawn Tennis Club de Horta” (Club Tennis Horta, uno de los clubes de tenis más antiguos de Cataluña), en terrenos del antiguo templo. El año 1924 el Club ocupa el espacio de la casa Rectoral y del antiguo cementerio. Unos años antes, La Condal (empresa de pompas fúnebres) abría una sucursal en el carrer Fúlton nº 5. La oficina central de la empresa funeraria se encontraba en la Rambla de Catalunya nº 15. 


Hoy, entre el carrer de Campoamor y Salses, quedan unos pocos restos unidos a un muro en un triste y abandonado solar. Tras un muro, sin placa una triste placa de recuerdo, perduran unas pocas piedras de  como único vestigio de la antigua iglesia parroquial de Horta y su pequeño cementerio. 


El pequeño cementerio que estaba situado junto a la iglesia de Sant Joan d`Horta, se encontraba en pésimas condiciones. La historia del actual cementerio de Horta se inicia el 8 de febrero de 1865 cuando se dispone construir un nuevo cementerio en las inmediaciones de la cantera de Can Baliarda, en la falda de la montaña de Collserola . 


Los terrenos para construir el cementerio fueron cedidos por el propietario. La capilla se encuentra en el lado montaña y la puerta principal de acceso orientada de cara al mar. En 1865 el ayuntamiento hacía constar el precio a cobrar por el sepulturero por abrir la zanja: “ya sea adulto y o parvulo seis reales”. También se establecía un importe distinto por el traslado del difunto desde la casa mortuoria y otro desde la iglesia.



El cementerio de Horta, está divido en cuatro islas y fue inaugurado en septiembre de 1867. De construcción neoclásica, con alguna muestra de modernismo catalán. Además, posee tumbas y panteones destacables emplazados en la zona más próxima a la pequeña capilla que hayamos situada al fondo y desde la cual se domina todo el recinto.


En ambos lados del pasillo central una hilera de pinos y cipreses dan sombra a las sepulturas más notables, algunas muestran lápidas grabadas con el escudo nobiliario del difunto. En mitad de la travesía encontramos una antigua cruz de piedra. La cruz está grabada por los cuatro costados de la base, una inscripción que dice: “Lo dedica al pueblo de S. Juan de Horta. Septiembre de 1880. Marques del valle de Ribas”. En otra se recuerda que fue levantada en 1880 por el muy ilustre D. Hermenegildo de Llauder y de Bransi, Marques de valle de Ribas. Los restos de Hermenegildo de Llauder descansan, muy cerca de la capilla del cementerio, en una tumba que el mismo mandó construir el 1 de julio de 1880.


“Hermenegildo de Llauder y de Bransi era hijo de Manuel Llauder y de Camin (Marques del Valle de Ribas). Capitán General del Ejército y Gobernador del Principado de Catalunya. Nacido en Argentona (Barcelona) el 5 de julio de 1789 y muerto en Madrid el 6 de marzo de 1851.

Manuel Llauder y de Camín. Marqués del Valle de Rivas (1789-1851).

Hermenegildo de Llauder y de Bransi, estaba casado con María Buenaventura Bransí y Terrades (1796-1874), heredera de la antigua casa Bransí, en el número 7 de la calle San Honorato”. Can Bransí se encontraba muy cerca de donde hoy se levanta el actual mercado municipal de Horta.

 
Can Bransí, a la derecha el tejado del mercado de Horta.

Tumba y escudo, en el cementerio de Horta, de Hermenegildo de Llauder y de Bransi (Marques del Valle de Ribas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario